lunes, 13 de septiembre de 2010

Sigue la historia de Pipe

Hola a todos despues del paron veraniego. ¡Que tal! Yo muy bien. Me gustaria compartir una bonita experiencia que me ha pasado en estas vacaciones. Resulta que un amigo me invitó a un campamento a pasar unos dias con la unica condicion de que si no me gustaba me podia volver. Yo entonces estaba entre concentrado en hacer un buen papel en el campeonato de España de boccia, como asi fue. Le pedi informacion sobre el campamento, el me dijo que no admitian familiares y que el siempre ponia una sola condicion: la hora de levantar y que la gente fuera responsable y que se lo pasara muy bien; yo le expliqué el gran problema que tengo (el de la movilidad y el del lenguaje, ya que me cuesta bastante que la gente me entienda y a eso habia que añadir que yo nunca habia ido antes a un campamento solo; siempre habia ido con un familiar). El me dijo que me lo pensara; yo me lo pensé y os tengo que decir que al principio tenia un pequeño miedo y a la vez una gran ilusion porque desde siempre habia buscado un sitio donde me encontrara a gusto, y vaya si lo fue.

Al principio era un poco dificil porque ambas partes (los chicos y chicas no estan acostrumbrados, incluso tu mismo) asi que cogí y busqué y puse en practica una estrategia que casi nunca suele fallar (siempre en mi familia me han dado buenos consejos): yo siempre he mantenido una teoria si la gente pone un poquito de interes es mucho mas facil derribar barreras. Como dije antes, tu tienes que poner el resto: una gran dosis de superacion con ilusion y muchas ganas de que la gente ponga en practica lo que tu tanto habias soñado.

Al final tengo que decir que consegui mis objetivos que me habia planteado o incluso superado porque al final del campamento consegui que un frances y un aleman se hicieran amigos mios.

2 comentarios:

  1. Describes la catapulta perfecta para sobrepasar los muros más altos: interés, afán de superación, ilusión y ganas de que los sueños se hagan realidad sea como sea. Porque es posible, ¿cómo no? Depende de uno y, mejor aún, de varios... Eso ya es la leche.

    Qué estimulante entrada, Felipe.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pipe!!!
    Me ha encantado esta entrada creo que esa, que describes es la receta del éxito.
    Quería daros la ENHORABUENA a todos los que participáis en este blog. Desde ahora os seguiré la pista y estoy convencida que con el optimismo y la ilusión que aquí se refleja llegaréis a tener muchos seguidores.
    Un abrazo muy fuerte.
    P.D Me alrgra que tuvieses buenos resultados en el campeonato de Boccia

    ResponderEliminar